tata steel ltd

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Beta” finanzas – noticias – periódicos – libros – scholar – JSTOR (diciembre de 2020) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

En finanzas, la beta (β o beta de mercado o coeficiente beta) es una medida de cómo se mueve un activo individual (en promedio) cuando el mercado de valores en general aumenta o disminuye. Así, la beta es una medida útil de la contribución de un activo individual al riesgo de la cartera de mercado cuando se añade en pequeña cantidad. Así, la beta se denomina riesgo no diversificable de un activo, su riesgo sistemático, riesgo de mercado o ratio de cobertura. La beta no es una medida del riesgo idiosincrático.

Por definición, la media ponderada por el valor de todas las betas de mercado de todos los activos invertibles con respecto al índice de mercado ponderado por el valor es 1. Si un activo tiene una beta superior (inferior) a 1, indica que su rendimiento se mueve más (menos) que 1 a 1 con el rendimiento de la cartera de mercado, por término medio[1]. En la práctica, pocos valores tienen betas negativas (tienden a subir cuando el mercado baja). La mayoría de los valores tienen betas entre 0 y 3.

rec

El coeficiente beta es una medida de la sensibilidad de la cotización de una empresa a los movimientos del mercado. Es un indicador del riesgo sistemático de una acción, que es el riesgo no diversificable inherente al sistema financiero en su conjunto.

El coeficiente beta es un dato importante en el modelo de valoración de activos de capital (CAPM). El CAPM estima la tasa de rendimiento requerida de una acción, es decir, el coste de los fondos propios, como la suma del tipo de interés libre de riesgo y la prima de riesgo de la acción. La prima de riesgo de las acciones es el producto del coeficiente beta de las acciones y la prima de riesgo del mercado, la diferencia entre el rendimiento del mercado en general y el tipo de interés sin riesgo.

La covarianza es igual al producto de la desviación estándar de los rendimientos de las acciones, la desviación estándar de los rendimientos del mercado y su coeficiente de correlación. Utilizando esta relación, llegamos a otra fórmula para el coeficiente beta que muestra que el coeficiente beta es igual al coeficiente de correlación multiplicado por la desviación estándar de los rendimientos de las acciones dividido por la desviación estándar de los rendimientos del mercado.

colgate-p

Invertir es, en parte, un ejercicio de gestión del riesgo en busca de mayores rendimientos. Pero hay diferentes tipos de riesgo que debe tener en cuenta antes de invertir su dinero. Algunos tipos de riesgo son sistemáticos: afectan a todas las acciones. Y la beta es una forma de medir la susceptibilidad de una determinada inversión a estos cambios más amplios del mercado.  ¿Qué es la beta?  La beta -la letra griega β- mide cómo cambia una inversión en relación con un índice más amplio. Puede ser útil para determinar si una acción, un fondo o una cartera entera podrían experimentar grandes oscilaciones en el futuro.    “En su forma más sencilla, la beta es una medida de

o riesgo”, explica Tanner Bortnem, asesor financiero senior de Harmoney Wealth. “El punto de partida es el mercado en general, y normalmente se utiliza el S&P 500 como punto de referencia; a este punto de referencia se le da un valor de beta de 1”. La beta de un activo mide cuánto cambiará su precio cuando cambie el precio del índice de referencia.  Si una pequeña empresa tecnológica tiene una beta de 2, el precio de sus acciones aumentará o disminuirá el doble que el precio del índice de referencia. Pero una gran empresa con una beta de 0,5 aumentará o disminuirá la mitad que el índice de referencia. Las inversiones que tienen una beta negativa se mueven en la dirección opuesta al índice de referencia.

productos de consumo godrej

Según Investopedia, la beta se define como “una medida de la volatilidad, o el riesgo sistemático, de un valor o una cartera en comparación con el conjunto del mercado o un índice de referencia”. Esta definición, como es habitual, es un trabalenguas para la mayoría de los inversores que simplemente intentan comprender ciertos aspectos del riesgo en su cartera. Aunque la beta se aplica tanto a los valores individuales como a las carteras, para simplificar el concepto a efectos de este artículo, vamos a utilizar el ejemplo de la beta en relación con una cartera global y vamos a hacer que el índice de referencia sea el índice S&P 500 o el “mercado”, como se denomina frecuentemente.

La beta puede ser positiva o negativa y combina elementos de rentabilidad, volatilidad y dirección. El aspecto direccional de la beta depende de si la beta de la cartera es positiva o negativa. Una beta positiva se asocia con una tendencia de la cartera a moverse en la misma dirección que el mercado. Una beta negativa se asocia con la expectativa de que la cartera se mueva en la dirección opuesta al mercado. Una beta cercana a cero indica que la cartera no está influenciada por la dirección del mercado.

Leer más  Conviene amortizar hipoteca euribor bajo

Por Pablo Mariscal

Soy Pablo Mariscal periodista especializado en tecnología e informática. Entre mis intereses se encuentran la realidad virtual y la programación, pero mi principal objetivo son las noticias. Llevo cinco años escribiendo sobre tecnología y tres como periodista independiente.