Diferentes tipos de política fiscal

La política fiscal es el uso del gasto público y los impuestos para influir en la economía del país. Los gobiernos suelen esforzarse por utilizar su política fiscal de manera que promueva un crecimiento fuerte y sostenible y reduzca la pobreza.

La política fiscal se utiliza para influir en las variables “macroeconómicas”: inflación, precios al consumo, crecimiento económico, renta nacional, producto interior bruto (PIB) y desempleo. En Estados Unidos, la importancia de estos usos de los ingresos y el gasto del gobierno se desarrolló en respuesta a la Gran Depresión, cuando el enfoque de laissez-faire, o “déjalo estar”, del control económico del gobierno propugnado por Adam Smith se volvió impopular. Más recientemente, el papel de la política fiscal cobró importancia durante la crisis económica mundial de 2007-2009, cuando los gobiernos intervinieron para apoyar los sistemas financieros, fomentar el crecimiento económico y compensar el impacto de la crisis en los grupos vulnerables.

La política fiscal moderna se basa en gran medida en las teorías del economista británico John Maynard Keynes, cuya economía liberal keynesiana teorizó correctamente que la gestión gubernamental de los cambios en los impuestos y el gasto influiría en la oferta y la demanda y en el nivel general de la actividad económica. Las ideas de Keynes condujeron a los programas del New Deal del presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt en la época de la depresión, que implicaban un gasto público masivo en proyectos de obras públicas y programas de bienestar social.

El fenómeno fiscal

La política fiscal es el uso del gasto público y los impuestos para influir en la economía. Los gobiernos suelen utilizar la política fiscal para promover un crecimiento fuerte y sostenible y reducir la pobreza. El papel y los objetivos de la política fiscal cobraron importancia durante la reciente crisis económica mundial, cuando los gobiernos intervinieron para apoyar los sistemas financieros, impulsar el crecimiento y mitigar el impacto de la crisis en los grupos vulnerables. En el comunicado posterior a su cumbre de Londres de abril de 2009, los líderes del Grupo de los 20 países industriales y de mercados emergentes declararon que estaban llevando a cabo una “expansión fiscal concertada y sin precedentes”. ¿Qué querían decir con expansión fiscal? Y, más en general, ¿cómo pueden las herramientas fiscales dar un impulso a la economía mundial?

Leer más  Noticias banco espirito santo

Históricamente, la importancia de la política fiscal como herramienta política ha tenido altibajos. Antes de 1930, prevalecía un enfoque de gobierno limitado, o laissez-faire. Con la caída del mercado de valores y la Gran Depresión, los responsables políticos presionaron para que los gobiernos desempeñaran un papel más activo en la economía. Más recientemente, los países redujeron el tamaño y la función del gobierno, y los mercados asumieron un papel más importante en la asignación de bienes y servicios, pero cuando la crisis financiera mundial amenazó con una recesión mundial, muchos países volvieron a una política fiscal más activa.

Plan fiscal

Los dos principales ejemplos de política fiscal expansiva son los recortes de impuestos y el aumento del gasto público. Ambas políticas tienen por objeto aumentar la demanda agregada, contribuyendo al mismo tiempo a los déficits o a la reducción de los superávits presupuestarios. Suelen emplearse durante las recesiones o cuando se teme que se produzcan para estimular la recuperación o evitar una recesión.

La macroeconomía clásica considera que la política fiscal es una estrategia eficaz para que el gobierno contrarreste la depresión natural del gasto y la actividad económica que se produce durante una recesión. A medida que las condiciones empresariales se deterioran, los consumidores y las empresas recortan el gasto y las inversiones. Este recorte hace que los negocios se deterioren aún más, desencadenando un ciclo del que puede ser difícil salir.

Esta respuesta racional a nivel individual a una recesión puede agravar la situación para la economía en general. La reducción del gasto y de la actividad económica conduce a una disminución de los ingresos de las empresas, lo que provoca un aumento del desempleo y una disminución aún mayor del gasto y de la actividad económica. Durante la Gran Depresión, John Maynard Keynes fue el primero en identificar este ciclo negativo que se refuerza a sí mismo en su “Teoría general del empleo, el interés y el dinero” e identificó la política fiscal como una forma de suavizar y prevenir estas tendencias del ciclo económico.

Leer más  Evolucion pib per capita españa

Política fiscal y monetaria

En economía y ciencias políticas, la política fiscal es el uso de la recaudación de ingresos del gobierno (impuestos o recortes de impuestos) y el gasto para influir en la economía de un país. El uso de los gastos de los ingresos públicos para influir en las variables macroeconómicas se desarrolló como reacción a la Gran Depresión de los años 30, cuando el anterior enfoque de laissez-faire de la gestión económica se volvió inviable. La política fiscal se basa en las teorías del economista británico John Maynard Keynes, cuya economía keynesiana teoriza que los cambios en los niveles de impuestos y de gasto público influyen en la demanda agregada y en el nivel de actividad económica. La política fiscal y la política monetaria son las estrategias clave utilizadas por el gobierno y el banco central de un país para avanzar en sus objetivos económicos. La combinación de estas políticas permite a estas autoridades fijar como objetivo la inflación (que se considera “saludable” en un nivel del orden del 2% al 3%) y aumentar el empleo. Además, está diseñada para intentar mantener el crecimiento del PIB entre el 2% y el 3% y la tasa de desempleo cerca de la tasa de desempleo natural del 4%-5%[1]. Esto implica que la política fiscal se utiliza para estabilizar la economía en el transcurso del ciclo económico[2].

Por Pablo Mariscal

Soy Pablo Mariscal periodista especializado en tecnología e informática. Entre mis intereses se encuentran la realidad virtual y la programación, pero mi principal objetivo son las noticias. Llevo cinco años escribiendo sobre tecnología y tres como periodista independiente.