En la hierba alta | tráiler oficial | netflix

Las claves del ITF (impuesto sobre las transacciones financieras) deben ser conocidas por los compradores de valores y los intermediarios financieros. Principalmente por estos últimos, ya que serán los que, en general, tendrán que pagar el impuesto.

Además, hay que tener en cuenta que la legislación excluye determinadas operaciones de la aplicación de este impuesto. Estas operaciones son las del mercado primario, las reestructuraciones empresariales, las operaciones intragrupo o las cesiones temporales.

La base imponible del ITF es el importe de la contraprestación, excluyendo los gastos asociados. Aunque se establecen reglas especiales para algunas operaciones como las intradía o las derivadas de la ejecución de instrumentos derivados.

El ITF se devengará cuando los valores adquiridos a título oneroso se anoten a favor del contribuyente. El lugar donde se produce dicha anotación es indistinto. Así, puede registrarse en una cuenta de valores o en los libros de la entidad financiera depositaria. Sin embargo, también puede constar en el registro de un depositario central de valores o en los registros de sus entidades participantes.

Chalet de 3 dormitorios y 1 baño que necesita un poco de cariño

España ha aprobado un nuevo Impuesto sobre Transacciones Financieras, que entrará en vigor el 16 de enero de 2021. Se trata de un impuesto indirecto que se aplica a un tipo del 0,2% y que grava las adquisiciones onerosas de acciones de empresas españolas admitidas a negociación en mercados regulados (ya sea en España, en otro Estado de la UE o en un mercado equivalente de un tercer país) con un valor de capitalización bursátil superior a 1.000 millones de euros. Todo ello con independencia del lugar donde se realice la adquisición y de la residencia o lugar de establecimiento de las personas o entidades que intervengan en la operación.

Leer más  Ejemplos de riesgos y oportunidades

La recomendación es aprovechar los tres meses que quedan antes de la entrada en vigor, adelantando la adquisición de acciones sujetas a este impuesto. No obstante, si se decide posteriormente realizar una adquisición sujeta al nuevo impuesto, debe consultarse a un experto, que conocerá perfectamente los supuestos de exención, la normativa reguladora (aún pendiente de aprobación) y estará al día de las futuras modificaciones de esta ley.

El adquirente de valores negociables será contribuyente en 2021, con independencia del lugar donde se realice la adquisición y de la residencia o lugar de establecimiento de las personas o entidades que intervengan en la operación.

Casa kyrenia en venta

Nota: Este anuncio, publicado originalmente el 19 de febrero de 2021 y actualizado el 21 de abril, el 3 de junio y el 4 de junio de 2021, ha sido actualizado con detalles adicionales sobre el proceso de información y pago a partir de julio.  Se han resaltado los cambios.

El ITF español es un impuesto indirecto sobre las adquisiciones de acciones de grandes empresas españolas que cotizan en bolsa, que se aplica con independencia de la residencia del comprador que participa en la transacción o del lugar donde se realiza la adquisición.

El ITF español es aplicable a las adquisiciones de acciones negociadas en un mercado regulado (español o extranjero) emitidas por una entidad española con una capitalización bursátil superior a 1.000 millones de euros a 1 de diciembre del año anterior (las adquisiciones también pueden ser resultado de acciones corporativas). Sólo se gravan las adquisiciones, mientras que las ventas no entran en el ámbito de aplicación. La lista de empresas españolas con una capitalización bursátil a 1 de diciembre de cada año superior a 1.000 millones de euros se publicará antes del 31 de diciembre del mismo año en la página web de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT).

Leer más  14000 euros brutos a netos

2 dormitorios 1 baño apartamento se vende en alicante

La llamada tasa Tobin a las transacciones financieras -que gravará la adquisición de acciones de grandes empresas cotizadas españolas como Inditex, Iberdrola o Banco Santander- entró en vigor el pasado 16 de enero, según ha informado la agencia EFE.

El nuevo impuesto afectará principalmente a las compras de acciones de estas empresas, ya sea al contado o a crédito. Según la lista elaborada por la Agencia Tributaria, se aplicará a casi 60 empresas con una capitalización bursátil superior a 1.000 millones de euros a partir del 16 de diciembre de 2020.

Les siguen BBVA (27.044 millones de euros), Amadeus (26.579 millones), Cellnex (24.578 millones), Endesa (23.832 millones), Aena (20.835 millones), Siemens Gamesa (19.542 millones) y Naturgy (18.514 millones).

A continuación figuran Telefónica (18.260 millones de euros), Ferrovial (17.323 millones), EDP Renováveis (17.252 millones), Grifols (14.617 millones), CaixaBank (13.601 millones), Repsol (13.309 millones), Red Eléctrica (9.022 millones), IAG (8.884 millones) y ACS (8.375 millones).

Otras empresas con más de 1.000 millones de euros de capitalización bursátil, y por tanto sujetas al impuesto, son Corporación Financiera Alba, Rovi, Logista, Gestamp, Banco Sabadell, Almirall, Euskatel, NH, PharmaMar y Prosegur.

Por Pablo Mariscal

Soy Pablo Mariscal periodista especializado en tecnología e informática. Entre mis intereses se encuentran la realidad virtual y la programación, pero mi principal objetivo son las noticias. Llevo cinco años escribiendo sobre tecnología y tres como periodista independiente.