Gato macho o hembra

Levante la cola del gatito. La abertura que hay justo debajo de la cola es el ano. Debajo del ano está la abertura genital, que es redonda en los machos y es una hendidura vertical en las hembras. En gatitos de tamaño similar, la distancia entre el ano y la abertura genital es mayor en el macho que en la hembra.

El color del gatito puede sugerir su sexo. Casi todos (pero no TODOS) los gatitos de color calicó (negro, blanco y naranja) o tortishell (negro y naranja) son hembras. Hay más gatitos de color naranja que son machos que hembras, aunque la asociación entre el color y el sexo no es tan fuerte como en el caso de los gatitos de color calico/tortishell.

Género de la gatita

Las consecuencias del comportamiento agresivo de los gatos pueden ser importantes, desde lesiones a otros gatos y a las personas hasta la entrega de gatos agresivos a los refugios. Un estudio reciente informó de que el 27% de los gatos entregados a los refugios por razones de comportamiento lo fueron por agresión. Teniendo en cuenta lo que está en juego, es importante que los propietarios de gatos comprendan la causa del comportamiento agresivo de su mascota para poder desarrollar un plan que permita intervenir con éxito.

Independientemente de su causa, reconocer las señales que indican que un gato es temeroso o agresivo puede ayudar a prevenir daños a las mascotas y a las personas. Estas señales pueden separarse en dos categorías: las que se observan en la cara y la cabeza y las que se expresan mediante la postura corporal.

Los signos de agresividad incluyen las pupilas dilatadas, las orejas aplanadas hacia atrás en la cabeza, la cola erguida con los pelos levantados y la espalda arqueada. Los signos de miedo incluyen las pupilas dilatadas, las orejas aplanadas y mantenidas hacia fuera, los bigotes aplanados o presionados hacia abajo en la cara, la cola estrechamente envuelta o metida bajo el cuerpo y la cabeza mantenida hacia arriba mientras está tumbado ( Figuras 1 y 2 ).

Leer más  Fotos de pulgas de perros

Gatos naranja macho

Ya conoce las diferencias biológicas entre los gatos machos y hembras, pero quizá se pregunte si un sexo es mejor que el otro a la hora de elegir un nuevo amigo felino que se una a su familia. Explorar los contrastes entre los machos que se pavonean y las mamás que ronronean puede ayudarle a elegir un gato que se adapte mejor a su estilo de vida y personalidad. Entonces, ¿debería tener un gato macho o una hembra? Exploremos primero la diferencia entre los gatos machos y hembras antes de poder responder adecuadamente a esa pregunta.

Las diferencias de comportamiento entre gatos machos y hembras son más evidentes en las mascotas que no están esterilizadas o castradas, ya que las diferencias de comportamiento suelen estar relacionadas con el impulso sexual del gato. Por ejemplo, los gatos machos pueden volverse más agresivos, rociar orina e intentar escapar de la casa cuando están en su etapa de madurez sexual. Sin embargo, las gatas suelen volverse más cariñosas, y algunas tienden a frotarse contra casi todo, además de ser muy ruidosas. Aunque la mayoría de los gatos machos y hembras no castrados y no esterilizados tienen comportamientos muy característicos, no hay consenso en que todos los gatos de uno u otro sexo actúen de una manera determinada. Algunas gatas rocían cuando están en celo, mientras que se sabe que algunos gatos macho son más cariñosos. La mayoría de los centros de adopción recomiendan a los padres que esterilicen a sus gatos. Los gatitos son muy bonitos, pero deberías centrarte en criar uno a la vez antes de dejar que tu bebé peludo te traiga una nueva camada de bocas que alimentar.

Nombres de gatos hembra

Mito: Las gatas son más mandonas y exigentes. Ansían que se les preste atención y te harán saber cuando quieren algo con un montón de maullidos fuertes. En cambio, los gatos machos son más tranquilos y relajados, y aceptan de buen grado la atención que se les presta.

Leer más  Ciclo de la pulga

La realidad: Esto es probablemente cierto para algunos, pero realmente depende de la personalidad de su gato y de sus experiencias vitales. Algunas razas son naturalmente más ruidosas que otras, por lo que maullarán por una serie de razones, no sólo cuando quieran atención. Las diferencias también pueden deberse a sus hormonas. Los gatos machos que no han sido castrados pueden ser agresivos con las mascotas y las personas. Las gatas que no han sido esterilizadas pueden buscar tu atención cuando entran en celo, pero pueden actuar de forma más independiente en otros momentos.

La realidad: Esto se reduce realmente a si su gato ha sido castrado o no. Tanto los gatos machos como las hembras se alejan de casa en busca de una pareja. A veces se olvidan del camino a casa y se pierden durante unos días. Si esterilizas a tu chico, no tendrá este impulso de vagar y será tan hogareño como cualquiera de las chicas.

Por Pablo Mariscal

Soy Pablo Mariscal periodista especializado en tecnología e informática. Entre mis intereses se encuentran la realidad virtual y la programación, pero mi principal objetivo son las noticias. Llevo cinco años escribiendo sobre tecnología y tres como periodista independiente.