tratamiento de la infección por hongos del gato al ser humano

Este documento proporciona información sobre diversas enfermedades que pueden transmitirse de los gatos a los humanos. A menudo, estas enfermedades no hacen que el animal parezca estar enfermo, pero pueden causar enfermedades graves en los humanos. Las personas con condiciones médicas específicas, como una enfermedad crónica, inmunodeficiencia y embarazo, pueden tener un mayor riesgo de desarrollar enfermedades o complicaciones de una enfermedad zoonótica y deben consultar con su médico antes de trabajar con animales. Puede encontrar más información sobre las enfermedades zoonóticas en el sitio web del Centro de Control y Prevención de Enfermedades, Healthy Pets, Healthy People.

La rabia es una infección vírica mortal que puede transmitirse por mordeduras, arañazos y exposición de la mucosa de un animal infectado. Los gatos son el animal doméstico al que más frecuentemente se le diagnostica la rabia en Norteamérica. Los gatos que deambulan libremente por el exterior pueden adquirir la rabia de murciélagos, mapaches, zorrillos y otros animales salvajes. Los animales infectados suelen presentar síntomas neurológicos y un comportamiento inusual antes de morir. Existe una vacuna eficaz para las personas y la mayoría de los animales domésticos, incluidos los gatos. Los gatos que no han sido vacunados contra la rabia y los gatos con enfermedades neurológicas no diagnosticadas deben ser tratados con precaución para evitar mordeduras y arañazos. Si una persona es mordida o arañada por un animal sospechoso, debe denunciar el incidente y solicitar inmediatamente a un profesional médico la profilaxis antirrábica posterior a la exposición. Las personas que trabajan habitualmente en actividades de alto riesgo deben ser vacunadas contra la rabia. Capnocytophaga canimorsus y Pasteurella multocida son bacterias que se encuentran comúnmente en la boca de perros y gatos sanos y pueden transmitirse a las personas por mordedura. Las personas pueden desarrollar una infección bacteriana local o una sepsis potencialmente mortal. Las personas con enfermedades preexistentes o inmunodeficiencias tienen un mayor riesgo de complicaciones y deben consultar con su médico personal.

la saliva del gato es perjudicial para el ser humano

Una zoonosis felina es una infección vírica, bacteriana, fúngica, de protozoos, de nematodos o de artrópodos que puede ser transmitida a los humanos por el gato doméstico, Felis catus. Algunas de estas enfermedades son infecciones o infestaciones reemergentes y emergentes causadas por patógenos zoonóticos transmitidos por los gatos. En algunos casos, el gato puede mostrar síntomas de infección (que pueden diferir de los síntomas en los humanos) y a veces el gato permanece asintomático. En las personas que se infectan puede haber enfermedades graves y manifestaciones clínicas. Esto depende del estado inmunitario y de la edad de la persona. Los que viven en estrecha relación con los gatos son más propensos a estas infecciones. Pero los que no tienen gatos como mascotas también pueden adquirir estas infecciones, ya que la transmisión puede ser por las heces de los gatos y los parásitos que salen de sus cuerpos[1].

Las personas pueden adquirir infecciones asociadas a los gatos a través de mordeduras, arañazos u otro tipo de contacto directo de la piel o las mucosas con el gato. Esto incluye “besar” o dejar que el animal se lama la boca o la nariz. Las membranas mucosas se infectan fácilmente cuando el patógeno está en la boca del gato. Los patógenos también pueden infectar a las personas cuando hay contacto con la saliva, la orina y otros fluidos o secreciones corporales del animal, Cuando se ingiere material fecal de forma no intencionada, puede producirse la infección. Una persona puede contraer una zooinosis felina por inhalación de aerosoles o gotitas expulsadas por el gato[2][3].

enfermedades de los gatos que causan la muerte

Los humanos se infectan con el parásito de la toxoplasmosis a través del contacto con heces de animales infectados (caca). Los gatos son los principales huéspedes. Adquieren la T. gondii al comer roedores o aves infectadas y luego pueden transmitir la infección a quienes los manipulan.

Otra forma de contraer esta infección es tocar o comer carne de cordero, cerdo o canguro cruda o poco cocinada. Los parásitos pueden almacenarse en pequeñas bolsas (quistes) en el tejido muscular de estas carnes. Beber leche contaminada sin pasteurizar también puede provocar la infección por los parásitos de la toxoplasmosis. Síntomas de la toxoplasmosis En la mayoría de los casos de infección en animales y humanos, la toxoplasmosis no provoca ningún síntoma. La única prueba de la infección es la detección de anticuerpos en la sangre contra el parásito de la toxoplasmosis.

Los síntomas, si se producen, son: Duración de la infección por T. gondii El parásito de la toxoplasmosis puede causar una infección de larga duración. Tras la infección, un pequeño número de parásitos puede permanecer encerrado en quistes dentro de ciertas partes del cuerpo, como el cerebro, los pulmones y el tejido muscular.

enfermedades contagiosas de los gatos

Amamos a nuestras mascotas. Pero a veces nos hacen enfermar, literalmente. De hecho, todo tipo de animales -incluidos los perros, los gatos y los animales de granja- pueden contagiar enfermedades a los humanos. Algunas de las llamadas “zoonosis” son leves, pero otras pueden ser graves o incluso mortales. A continuación te explicamos 10 enfermedades que pueden contagiarte los animales, según la información facilitada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

La enfermedad por arañazo de gato -también conocida como fiebre por arañazo de gato- es una infección bacteriana que puede transmitirse a los humanos a través de la mordedura o el arañazo de un felino infectado. La mayoría de las personas que padecen la enfermedad por arañazo de gato desarrollan una infección leve, aunque algunas presentan inflamación de los ganglios linfáticos, fiebre y fatiga. La enfermedad puede ser especialmente grave para las personas con inmunidad reducida. Alrededor del 40% de los gatos son portadores de la bacteria B. henselae, causante de la enfermedad, en algún momento. Pero tenga cuidado, ya que su gato probablemente no mostrará signos de infección.

Las personas contraen la psitacosis al respirar el polvo de los excrementos secos de las aves infectadas, por lo que los propietarios de aves y los trabajadores de las tiendas de animales corren un riesgo especial. Aunque se denomina comúnmente fiebre de los loros, la psitacosis también puede ser transmitida por palomas, patos, pavos y otras aves. La enfermedad suele durar de una a tres semanas, con síntomas como fiebre, escalofríos, diarrea y tos seca. No hay que preocuparse, los antibióticos pueden curar tanto al hombre como al ave.

Leer más  Ojo de gato en humanos

Por Pablo Mariscal

Soy Pablo Mariscal periodista especializado en tecnología e informática. Entre mis intereses se encuentran la realidad virtual y la programación, pero mi principal objetivo son las noticias. Llevo cinco años escribiendo sobre tecnología y tres como periodista independiente.