cuidados del gatito de 4 semanas con la mamá

Este recurso proporciona instrucciones para el cuidado de gatitos alimentados con biberón (“bebés de biberón”), gatitos muy jóvenes que han sido abandonados o se han quedado huérfanos. Incluye información sobre la alimentación, el destete, los cuidados médicos, los hitos del desarrollo y mucho más.

Por su seguridad, los bebés de biberón deben mantenerse en un transportín cuando no se les alimente o cuide. Los gatitos deben mantenerse calientes. Utiliza una almohadilla térmica diseñada y aprobada para mascotas (como un calentador de cama para mascotas K&H o Snugglesafe), envuelta en dos o tres capas de toallas. La capa superior de la cama también puede ser una manta de vellón suave en lugar de una toalla. Asegúrate de que el transportín es lo suficientemente grande para que los gatitos tengan una zona para alejarse de la almohadilla térmica si tienen demasiado calor. Los gatitos necesitarán la almohadilla térmica hasta las 3 ó 4 semanas de edad.

Cubra el transportín con una toalla o manta y manténgalo en una habitación cálida y sin corrientes de aire, alejado de otros animales. Compruebe varias veces al día si la ropa de cama está sucia. La ropa de cama debe cambiarse al menos una vez al día, y más a menudo si los gatitos la ensucian.

gatitos de 3 semanas

De vez en cuando puedes encontrar camadas de gatitos en tu barrio. El hecho de que debas ayudar, y cómo debes hacerlo, depende en gran medida de su edad y de si la madre está cerca para cuidar de sus hijos. Por desgracia, los gatitos huérfanos de menos de 4 semanas no pueden vivir sin su madre y deben ser alimentados con biberón las 24 horas del día para sobrevivir.

Afortunadamente, la mayoría de los descubrimientos de gatitos recién nacidos no requieren asistencia humana y, de hecho, dejar a mamá y a su familia solos suele ser lo mejor que se puede hacer. De mayo a septiembre -la temporada alta de cría de gatos- no es raro descubrir un nido de gatitos desatendidos o un solo gatito aparentemente abandonado por la madre. Probablemente querrá ayudar, pero ANTES de lanzarse al rescate, tenga en cuenta estos datos:

Puedes ayudar a la madre proporcionándole comida y agua. Asegúrate de colocar los platos lo suficientemente lejos del nido para no molestar a la madre y a sus gatitos, ni atraer a depredadores como los mapaches a la zona del nido. Y, por supuesto, mantén alejados a los perros y a los niños.

desarrollo del gatito de 4 semanas

Los gatitos recién nacidos pueden nacer completamente cubiertos de pelo, pero no han terminado de crecer una vez que salen del vientre de su madre. La primera semana de vida de un gatito está llena de grandes cambios y crecimiento. Si tienes una camada de gatitos, es conveniente que sepas a qué atenerte y qué puedes hacer para ayudar a tu gatito a empezar bien su vida.

Cuando un gatito nace debe caber en la palma de la mano. Tendrá el mismo aspecto que una versión en miniatura de un gato adulto, con su pelaje, sus cuatro patas, sus dos orejas y todas las demás partes de su cuerpo, pero aún no todo funciona como un gato adulto.

El peso normal y saludable de un gatito al nacer es de unos 3,5 onzas, que es un poco más de lo que pesa una baraja de cartas.  Al final de la primera semana, un gatito suele duplicar su peso corporal, lo que le sitúa en torno a las 7 onzas, por lo que es conveniente registrar estos pesos para controlar el crecimiento del gatito. Si un gatito no está ganando suficiente peso, puede significar que hay algo que no funciona bien y que debe ser atendido.

Al cabo de dos o tres días, el cordón umbilical del gatito se secará y caerá, pero sus ojos y orejas seguirán cerrados durante un tiempo. En este momento, el gatito depende totalmente de su madre (o de la persona de acogida) para obtener calor, comida e higiene. Se arrastrará sobre su vientre, llorará si tiene hambre, dormirá y orinará y defecará cuando su madre lo estimule lamiéndolo.

cómo es un gatito de 3 semanas

Las primeras seis semanas de vida de un gatito son cruciales para su desarrollo. Crecerán y se desarrollarán rápidamente, pero son susceptibles de sufrir una serie de amenazas. Ya fuera del vientre materno, el gatito necesitará calor, comida y protección contra enfermedades infecciosas y parásitos (como las pulgas).

Es probable que los gatitos no vuelvan a crecer al ritmo extraordinario que alcanzan durante este periodo, y ver los cambios en su desarrollo de una semana a otra es una experiencia increíble. Infórmate sobre su primera semana y avanza a partir de ahí.

Los gatitos son muy indefensos a esta edad, pero la gata madre conoce instintivamente sus necesidades. Los alimenta, los mantiene cerca para darles calor y los baña con su áspera lengua, que también estimula su digestión y les ayuda a orinar y defecar. Las madres gatas son muy protectoras con sus pequeños y los trasladan a otro lugar si los humanos se inmiscuyen demasiado en el nido.

Siempre que la madre haya sido vacunada o tenga inmunidad natural, los gatitos recibirán esta misma inmunidad durante las primeras 24 o 48 horas a través de su calostro, y durará hasta que tengan la edad suficiente para recibir sus vacunas de gatitos.

Leer más  Cada cuanto puedo bañar a mi gato

Por Pablo Mariscal

Soy Pablo Mariscal periodista especializado en tecnología e informática. Entre mis intereses se encuentran la realidad virtual y la programación, pero mi principal objetivo son las noticias. Llevo cinco años escribiendo sobre tecnología y tres como periodista independiente.