Caca amarilla de perro

Al inspeccionar las cacas de su perro, ¿le sorprendió ver mucosidad o algo que parecía gelatina? En realidad, la presencia de mucosidad es muy normal. Es habitual ver un poco de sustancia viscosa y gelatinosa en las heces de su perro. Las glándulas del tracto intestinal producen mucosidad de forma natural para ayudar a mantener el colon lubricado y húmedo para facilitar el paso de las heces. Sin embargo, una mucosidad excesiva acompañada de sangre en las heces, diarrea, vómitos y/u otros síntomas es motivo de preocupación.

Siempre es una buena idea inspeccionar las heces del perro para ver si hay algo inusual o alarmante en ellas. Las cacas de tu perro pueden decirte muchas cosas, como qué ha comido, si tiene parásitos, si está estresado o si sufre algún tipo de trastorno digestivo. Si encuentras mucosidad en las heces de tu perro, es posible que te preguntes de dónde viene y qué la provoca. En los siguientes párrafos, aprenderemos más al respecto.

La mucosidad normal suele tener el aspecto de una sustancia gelatinosa transparente mezclada con las heces. A veces, puede envolver las heces como una tripa de salchicha. En algunos casos, la mucosidad también puede tener un aspecto blanco. Si tiene el hábito de inspeccionar rutinariamente las heces de su perro, se dará cuenta rápidamente de que algo no encaja.

Caca de perro con mucosidad

Si has notado la presencia de gelatina o mucosidad en las cacas de tu perro cuando sale a hacer sus necesidades, es probable que te haya planteado algunas preguntas. Quizá se pregunte por qué ocurre, qué lo provoca y cuándo debe llevar a su perro al veterinario.

Leer más  Porque mi gata no quiere comer

Una pequeña cantidad de moco en las heces puede ser normal, pero las cacas de perro cubiertas de moco son un síntoma común que los veterinarios ven con regularidad. Aunque muchas de las causas de la mucosidad son leves, hay algunas a las que hay que prestar atención, así que vamos a ver todo lo que necesita saber sobre la mucosidad en las cacas de los perros.

A menudo describo la mucosidad como “gelatina” o “baba”: suele ser transparente y pegajosa, y cubre la totalidad o parte de las cacas de su perro. También es posible que veas trozos de mucosidad gelatinosa en las cacas de tu perro, especialmente si tiene diarrea.

También es posible que la mucosidad en las heces del perro sea de color. El color más común es el de la mucosidad blanca en las cacas del perro, pero también puede ser verde. El moco verde en las cacas del perro puede deberse a los colorantes de los alimentos, pero también puede sugerir una infección bacteriana.

Si el moco de su perro es de color rojo, suele tratarse de sangre (aunque también puede deberse a la coloración de los alimentos). La mucosidad sanguinolenta en la caca del perro no es una emergencia, pero es preocupante. Suele estar causada por la rotura de los vasos sanguíneos en la última parte del intestino -el colon- y sugiere una inflamación o un esfuerzo, ambos comunes en los perros con diarrea.

Perro con colitis

Jill Harness es una bloguera con experiencia en escribir sobre animales salvajes y domesticos para sitios como Mental Floss, Neatorama, Oddee y otros. Le gusta pasar su tiempo libre viendo documentales sobre animales y visitando el zoológico de San Diego.

Leer más  Mi gato está decaído

Jill Harness es una bloguera con experiencia en escribir sobre animales salvajes y domesticados para sitios como Mental Floss, Neatorama, Oddee y otros. Le gusta pasar su tiempo libre viendo documentales sobre animales y visitando el zoo de San Diego.

Una de las formas más fáciles de controlar la salud de su perro es prestar atención a sus cacas. Si hace mucha o poca caca, puede ser un problema. El color y la textura también pueden ser claves para entender cómo se siente. Obviamente, si ves que tu perro tiene una diarrea de color amarillo intenso, puede significar que es hora de acudir al veterinario. Incluso si la mayor parte de la caca es de color marrón, pero notas que hay mucha mucosidad en sus heces, debes acudir al veterinario para descubrir la causa.

Si la mucosidad es amarilla y tu perro ha tenido diarrea, se ha tirado demasiados pedos, está de mal humor o está aletargado, podría ser un signo de que las bacterias intestinales de tu perro están sobredimensionadas. Aunque el intestino delgado necesita bacterias para funcionar correctamente, a veces un perro no puede digerir los alimentos por una u otra razón. Cuando esto ocurre, las bacterias pueden comer los alimentos no digeridos y utilizarlos como combustible. El sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado se observa a menudo en perros con insuficiencia pancreática exocrina, según PetHelpful. Los pastores alemanes son particularmente propensos a esta condición.

Tabla de cacas de perro

La caca de perro ideal es firme, ligeramente húmeda y fácil de recoger. Si observa mucosidad en las cacas de su perro (o si las cacas de su perro están envueltas en una cubierta brillante parecida a la mucosidad), su perro tiene algún tipo de inflamación intestinal. La presencia de mucosidad en las cacas de los perros es habitual en los que padecen una enfermedad inflamatoria intestinal (EII) o como señal de alerta temprana de otras enfermedades.

Leer más  Desparasitante para perros liquido

La EII es un síndrome, no una enfermedad, y está causada por una reacción específica a la irritación crónica del tracto intestinal. La mayoría de los perros con EII tienen un historial de vómitos o diarrea recurrentes o crónicos y pueden tener poco apetito. Además de la mucosidad en las heces, hay otros signos de EII en los perros:

La mucosidad en las cacas del perro también puede ser causada por parvovirus, parásitos, tumores y/o pólipos, sobrecarga de toxinas por estreñimiento, trastornos autoinmunes o incluso cáncer. La ingestión de basura también puede causar infecciones bacterianas en el tracto digestivo que pueden provocar heces con sangre o mucosidad en las cacas del perro.

No debe preocuparse por ver una pequeña cantidad de moco en la caca del perro. Las heces del perro normalmente contienen algo de moco, que es producido por los intestinos para mantener el revestimiento del colon lubricado y húmedo.

Por Pablo Mariscal

Soy Pablo Mariscal periodista especializado en tecnología e informática. Entre mis intereses se encuentran la realidad virtual y la programación, pero mi principal objetivo son las noticias. Llevo cinco años escribiendo sobre tecnología y tres como periodista independiente.