cuántas lentejas puy secas por persona

Sepa también, ¿es correcto comer lentejas todos los días? Resumen: Comer una ración al día de alubias, guisantes, garbanzos o lentejas puede reducir significativamente el “colesterol malo” y, por tanto, el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, según un nuevo estudio. En la actualidad, los norteamericanos consumen de media menos de media ración al día.

Puedes añadir lentejas a tu dieta de adelgazamiento sin sentirte culpable. Las lentejas son conocidas desde hace tiempo por su contenido en proteínas y fibra. Las lentejas y las legumbres como las judías negras y las alubias rojas también son bajas en calorías y grasas.

Tardan aproximadamente 25 minutos en cocinarse y son la variedad más nutritiva de lentejas. Media taza de lentejas negras sin cocer aporta 26 g de proteínas, 18 g de fibra, 100 mg de calcio, 8 mg de hierro y 960 mg de potasio, según el USDA.

Las lentejas tienen un alto contenido en fibra y en hidratos de carbono complejos, y son bajas en grasas y calorías. Su alto contenido en proteínas hace que las lentejas sean una opción perfecta para quienes buscan aumentar su consumo de proteínas. No contienen gluten por naturaleza, lo que las convierte en un delicioso alimento básico en una cocina sin gluten.

lentejas secas a peso cocido uk

Dentro de la gran familia de las leguminosas (que incluye la soja, los cacahuetes, las judías frescas y los guisantes frescos), las lentejas se clasifican en la subfamilia de las legumbres. Sus hermanos en la familia de las legumbres son las judías secas, los guisantes secos y los garbanzos. Básicamente, las legumbres son las semillas secas comestibles de determinadas plantas de la familia de las leguminosas. Las variedades de lentejas que se cultivan son las amarillas, las rojas, las verdes, las marrones, las negras (Beluga) y las francesas (du Puy).

Al igual que las demás lentejas, las rojas son una gran fuente de proteínas y otros nutrientes con bajo contenido en grasas. Media taza de lentejas rojas crudas aporta 22 gramos de proteínas, junto con 10 gramos de fibra, 3 miligramos de zinc y 7 miligramos de hierro. Las lentejas rojas también son una fuente de fósforo, potasio y folato.

Entonces… ¿cómo se cocinan? Cuando empecé a comer a base de plantas, me sentí insegura y asustada por muchas cosas. Por un lado, ¿cómo se cocinan las lentejas? ¿Con qué cocino las lentejas? ¿Las como solas? Desde entonces he aprendido mucho y quiero compartir mi experiencia y conocimientos con vosotros. En realidad, cocinar lentejas es muy fácil y se pueden utilizar de muchas maneras en la cocina para crear platos sabrosos y sustanciosos. Aquí tienes una forma muy sencilla de cocinar lentejas rojas:

200g de lentejas secas peso cocido

La planta de la lenteja (Lens Culinaris) es originaria de Asia y el norte de África y es una de nuestras fuentes de alimentación más antiguas. Prima del guisante y rica en proteínas e hidratos de carbono, la lenteja es también una buena fuente de calcio, fósforo, hierro y vitaminas del grupo B, lo que la convierte en un importante alimento básico en todo el mundo.

Lentejas de Puy: Estas lentejas de color verde grisáceo, que se cultivan en la región francesa de Le Puy, suelen ser más caras que otras variedades habituales para cocinar y se consideran superiores en cuanto a textura (que conservan tras la cocción) y sabor. Esto las convierte en el acompañamiento perfecto de ingredientes más caros, como el pescado y la caza, así como de los embutidos.

Lentejas rojas partidas: Cuando se cocinan, estas lentejas forman un rico puré, por lo que son magníficas para espesar platos como sopas y guisos. También se suelen cocinar con especias para hacer el plato indio dhal.

Lentejas amarillas: También conocidas como guisantes amarillos.  Al ser bastante parecidas a las lentejas rojas partidas, la variedad amarilla se utiliza de forma similar y es estupenda para dar color a los platos de invierno. En el noreste de Inglaterra también se guisan tradicionalmente hasta formar un puré, normalmente en caldo de jamón, en un plato llamado pease pudding.

100g de lentejas secas peso cocido

La planta de la lenteja (Lens Culinaris) es originaria de Asia y el norte de África y es una de nuestras fuentes de alimentación más antiguas. Prima del guisante y rica en proteínas e hidratos de carbono, la lenteja es también una buena fuente de calcio, fósforo, hierro y vitaminas del grupo B, lo que la convierte en un importante alimento básico en todo el mundo.

Lentejas de Puy: Estas lentejas de color verde grisáceo, que se cultivan en la región francesa de Le Puy, suelen ser más caras que otras variedades comunes para cocinar y se consideran superiores en cuanto a textura (que conservan tras la cocción) y sabor. Esto las convierte en el acompañamiento perfecto de ingredientes más caros, como el pescado y la caza, así como de los embutidos.

Lentejas rojas partidas: Cuando se cocinan, estas lentejas forman un rico puré, por lo que son magníficas para espesar platos como sopas y guisos. También se suelen cocinar con especias para hacer el plato indio dhal.

Lentejas amarillas: También conocidas como guisantes amarillos.  Al ser bastante parecidas a las lentejas rojas partidas, la variedad amarilla se utiliza de forma similar y es estupenda para dar color a los platos de invierno. En el noreste de Inglaterra también se guisan tradicionalmente hasta formar un puré, normalmente en caldo de jamón, en un plato llamado pease pudding.

Leer más  Pollo a la jardinera javi recetas

Por Pablo Mariscal

Soy Pablo Mariscal periodista especializado en tecnología e informática. Entre mis intereses se encuentran la realidad virtual y la programación, pero mi principal objetivo son las noticias. Llevo cinco años escribiendo sobre tecnología y tres como periodista independiente.