Carne a la carbonara

La carbonara tradicional es un plato de pasta italiano elaborado con una salsa de carne de cerdo curada, huevos y queso. La cremosidad proviene de las yemas y los huevos mezclados con el parmesano rallado y un poco de agua de cocción de la pasta. Aunque en Italia este plato de larga tradición se prepara sin nata, si se le añade un poco, la cremosidad aumenta (y se parece más a la que se sirve en los restaurantes estadounidenses más populares).

Los italianos preparan la carbonara con guanciale, que es una especie de tocino hecho con carrilleras de cerdo curadas, pero se puede sustituir por panceta, que, al igual que el tocino, procede de la panza del cerdo, o simplemente utilizar tocino normal. Sin embargo, el guanciale no suele ser ahumado, así que para obtener el sabor más clásico, no utilices bacon ahumado.

Analice activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilice datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos. Lista de socios (proveedores)

Salsa carbonara

Se ha enviado un correo electrónico de restablecimiento de la contraseña a la dirección de correo electrónico registrada para su cuenta, pero puede tardar varios minutos en aparecer en su bandeja de entrada. Por favor, espere al menos 10 minutos antes de intentar otro restablecimiento.

Leer más  Como hacer trufas caseras

Sencilla pero decadente, la carbonara es un verdadero clásico romano, aunque sus orígenes son motivo de controversia. Algunos sugieren que el plato adquirió fama mundial a mediados del siglo XX, cuando las tropas americanas estacionadas en Roma durante la Segunda Guerra Mundial llevaron a su patria su comida favorita a base de raciones. Una teoría más poética sobre la etimología de la Carbonara afirma que el plato obtuvo su nombre por las motas de pimienta que se entretejen en la pasta, por su gran parecido con el polvo de carbón, o polvere di carbone.

Al más puro estilo de los Evangelistas de la Pasta, hemos elevado el plato, apartándonos ligeramente -aunque sin disculparnos- de la tradición, presentando nuestra gloriosa y cremosa receta de tagliatelle carbonara. Nuestra receta de carbonara combina panceta crujiente de calidad, yemas de huevo doradas, pimienta negra recién molida y una buena dosis de Parmigiano Reggiano, delicado pero rico. Añada un provocador chorrito de nata y se encontrará con un plato diabólicamente indulgente.

Mezcla de carbonara

La carbonara tradicional es un plato de pasta italiano elaborado con una salsa de cerdo curado, huevos y queso. La cremosidad proviene de las yemas y los huevos mezclados con el parmesano rallado y un poco de agua de cocción de la pasta. Aunque en Italia este plato de larga tradición se prepara sin nata, si se le añade un poco, la cremosidad aumenta (y se parece más a la que se sirve en los restaurantes estadounidenses más populares).

Los italianos preparan la carbonara con guanciale, que es una especie de tocino hecho con carrilleras de cerdo curadas, pero se puede sustituir por panceta, que, al igual que el tocino, procede de la panza del cerdo, o simplemente utilizar tocino normal. Sin embargo, el guanciale no suele ser ahumado, así que para obtener el sabor más clásico, no utilices bacon ahumado.

Leer más  Ensalada de pasta ingredientes

Analice activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilice datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Pollo a la carbonara

La panceta crujiente es mi miembro favorito del grupo de alimentos vegetales. Espera… ¿quieres decir que no es una verdura? Bueno, este es el mundo de Jo Cooks, y en este mundo – tenemos 3 – 4 porciones de panceta al día. Esta deliciosa carne de cerdo añade la textura y el sabor perfectos a nuestra cremosa y sedosa carbonara.

En esencia, este plato italiano proviene de Roma y es súper sencillo. Está hecho de huevo, queso duro y afilado, pimienta y guanciale, un cerdo curado. Si el guanciale es un poco difícil de encontrar, la panceta o el bacón funcionan en un instante.

Si quiere ser lo más auténtico posible, deje de lado la crema y busque guanciale, que está disponible en la mayoría de los supermercados italianos especializados. Tenga en cuenta que al prescindir de la nata, el plato resultará un poco más seco, por lo que no será una carbonara cremosa. Para la pasta también puede utilizar fettuccine, rigatoni o bucatini.

Guárdelo en un recipiente hermético hasta 3 ó 4 días. Esta receta de carbonara cremosa no se puede congelar bien, ya que la pasta puede volverse blanda y la salsa a base de huevo puede separarse al recalentarla, así que intenta hacerla un día o una semana antes si tienes pensado darte un festín.

Por Pablo Mariscal

Soy Pablo Mariscal periodista especializado en tecnología e informática. Entre mis intereses se encuentran la realidad virtual y la programación, pero mi principal objetivo son las noticias. Llevo cinco años escribiendo sobre tecnología y tres como periodista independiente.