Independencia de cataluña 2021

Los inicios del separatismo en Cataluña se remontan a mediados del siglo XIX. La Renaixença (renacimiento cultural), que tenía como objetivo el renacimiento de la lengua catalana y de las tradiciones catalanas, condujo al desarrollo del nacionalismo catalán y al deseo de independencia[9][10] Entre los años 1850 y 1910, algunos individuos,[11] organizaciones[12] y partidos políticos[13] comenzaron a exigir la plena independencia de Cataluña de España.

El gobierno español remitió la declaración al Tribunal Constitucional español, que dictaminó en marzo de 2014 que la declaración de soberanía era inconstitucional. Sin embargo, el tribunal no rechazó el “derecho a decidir”, argumentando que ese derecho no implicaba necesariamente la soberanía o la autodeterminación[40][41].

Al mes siguiente, CiU, ERC, ICV-EUiA y la Candidatura de Unidad Popular (CUP) acordaron celebrar el referéndum de independencia el 9 de noviembre de 2014, y que en él se formularían dos preguntas: “¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado?” y (en caso afirmativo) “¿Quiere que este Estado sea independiente?”[43] El 11 de septiembre de 2014 tuvo lugar otra manifestación masiva, la Vía Catalana 2014, en la que manifestantes vestidos con los colores catalanes, amarillo y rojo, llenaron dos avenidas de Barcelona formando una “V” gigante, para pedir la votación[44] Tras la sentencia del Tribunal Constitucional, el gobierno catalán cambió la votación por un “proceso de participación ciudadana” y anunció que sería supervisada por voluntarios. [El gobierno español recurrió de nuevo al Tribunal Constitucional, que suspendió el proceso a la espera del recurso, pero la votación siguió adelante[45] El resultado fue un 81% de votos a favor del sí, pero la participación fue sólo del 42%, lo que podría considerarse como una mayoría opuesta tanto a la independencia como al referéndum[46] Posteriormente se presentaron cargos penales contra Mas y otros por desafiar la orden judicial[45].

La economía de cataluña frente a la de españa

El 26 de octubre, el presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, puso la decisión de la independencia en manos del Parlamento de la región. Esta medida casi garantiza que el Senado español decida el 27 de octubre aprobar medidas que permitan a España tomar el control total del gobierno de la región semiautónoma, ya que el partido conservador del Presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, tiene mayoría. No se sabe cómo afectará todo esto a la economía de la región y del país en su conjunto; sin embargo, las grietas han empezado a manifestarse recientemente a medida que la situación entre España y Cataluña se ha ido agravando.

Leer más  Impuesto patrimonio comunidad de madrid

Han sido unos meses muy tensos los que han precedido y seguido al referéndum de independencia de Cataluña celebrado el 1 de octubre. Tanto los grupos separatistas independentistas como los grupos a favor de la unidad han tomado las calles de Barcelona en ocasiones para protestar pacíficamente, mientras que los gobiernos catalán y español se han disparado mutuamente.

La medida, sin precedentes, está condicionada a la aprobación del Senado y permitirá al gobierno central arrebatar las competencias a la administración catalana y poner la región semiautónoma bajo el control directo de Madrid.  En respuesta, el 26 de octubre se esperaba que Puigdemont convocara unas elecciones regionales anticipadas para el 20 de diciembre. Sin embargo, inesperadamente decidió no convocar elecciones y, en su lugar, trasladó la decisión sobre la valla al parlamento catalán afirmando que las acciones del gobierno español no le permitirían convocar elecciones ahora.

La independencia de cataluña

En octubre de 2017, Cataluña votó, en un referéndum cuya legitimidad fue discutida, a favor de separarse de España. Ese mismo mes, el presidente de la región declaró unilateralmente la independencia. El Estado español respondió con intervenciones policiales y el uso de los tribunales para frustrar estos intentos. Finalmente, se impuso el gobierno directo, suspendiendo las competencias transferidas a Cataluña.

El referéndum causó alarma entre las empresas españolas con sede en Cataluña. Esto afectó especialmente a los bancos, muchos de los cuales, preocupados por si una Cataluña independiente sería miembro de la Unión Europea, trasladaron su sede a Madrid.

El enfrentamiento entre el Estado español y el movimiento político y social de la región persiste hasta hoy. La crisis repercute en la política nacional; España celebró sus cuartas elecciones generales en cuatro años el 10 de noviembre de 2019. Entender el contexto de la crisis catalana contribuye a explicar la inestabilidad política en España y su panorama político polarizado y fragmentado.

Leer más  Precio vivienda sigue bajando

Independencia de cataluña 2020

Los acontecimientos que siguieron al referéndum inconstitucional del 1 de octubre en Cataluña son históricos y no tienen precedentes. Desde la misma celebración del referéndum y la declaración de independencia hasta la posterior represión violenta y la decisión de activar el artículo 155 de la Constitución española por parte del Gobierno español, los acontecimientos en España han amenazado la estabilidad política y han provocado una importante incertidumbre sobre el futuro rumbo del país. En medio de esta incertidumbre, el gobierno español ya ha reducido su previsión de crecimiento económico para 2017-2018, ya que las empresas locales han comenzado a trasladar su producción fuera de Cataluña. Como el estancamiento político continúa, es probable que el impacto comercial de la votación sea significativo.Carles Puigdemont i CasamajóImpulsores del movimiento independentista

Los movimientos de secesión han estado presentes en Cataluña desde 1922, pero han crecido en intensidad desde 2010. Tres factores impulsores, que abarcan los aspectos políticos, económicos y sociales del movimiento independentista, pueden atribuirse a este reciente aumento.

Por Pablo Mariscal

Soy Pablo Mariscal periodista especializado en tecnología e informática. Entre mis intereses se encuentran la realidad virtual y la programación, pero mi principal objetivo son las noticias. Llevo cinco años escribiendo sobre tecnología y tres como periodista independiente.