dirección de bankinter

Y podrás hacerlo. Aquí tienes la hipoteca a tipo fijo y la hipoteca a tipo variable al lado. Aquí están todos los factores a tener en cuenta de cada una para que puedas decir “esto es mejor” o “no sé” o “sí, claro, pero ¿qué es eso del Euribor?”

Es el tipo de interés al que se prestan dinero las entidades de crédito europeas y es la referencia para las hipotecas a tipo variable. A la parte fija que negocias para tu hipoteca a tipo variable se le suma el porcentaje que establece el Euribor, conocido como diferencial. Así, si el Euribor baja, tu cuota baja, y si sube, sube.

Es el tipo de interés nominal. Es decir, es un porcentaje fijo que se acuerda para una cantidad de dinero prestada. Es la base para calcular la TAE, por lo que es importante, pero no es una buena referencia para comparar préstamos.

bankinter español servicios al cliente

¿Puede el banco cobrarle una comisión por tramitar una hipoteca? ¿Existe una comisión obligatoria cuando un banco tramita una hipoteca? ¿Quién se hace cargo de los gastos de tramitación de una hipoteca? Hay mucha incertidumbre en torno al tema de los gastos de formalización de la hipoteca, así que vamos a intentar aclarar algunas de las dudas más comunes que tienen los futuros prestatarios.

Cuando el banco recibe una solicitud de hipoteca, suele tener que realizar varios análisis comparando diferentes indicadores: comisiones, plazo de amortización, importe máximo de financiación, etc. Cuando un posible cliente solicita una hipoteca, el banco analiza su solvencia financiera, su esfuerzo y su capacidad para devolver el préstamo. En función de los resultados de estos análisis, que son realizados por un especialista o un gestor externo, el banco ofrecerá un tipo de hipoteca concreto con un importe de cuota y un tipo de interés determinados. Con esta información, el futuro cliente puede comparar las condiciones ofrecidas por otro banco o entidad financiera y decidir cuál es la que mejor se adapta a sus necesidades.

logotipo de bankinter

Un suelo hipotecario es una cláusula que fija un tipo de interés mínimo cuando el Euribor es bajo. En las hipotecas a tipo variable, las cuotas varían en función del Euribor y del diferencial pactado. Cuando la suma de estos cae por debajo de un umbral estipulado, se aplica el porcentaje mínimo fijado en la cláusula suelo.

Un cliente tiene una hipoteca con una cláusula suelo del 2%. Es decir, el 2% es el tipo mínimo que pagará el cliente, independientemente de lo que ocurra con el Euribor. Si la suma del Euribor y el diferencial es del 1%, el cliente seguirá pagando el 2%, porque ese es el porcentaje mínimo pactado.

Esta cláusula la empezaron a aplicar algunas entidades en España cuando el Euribor bajó considerablemente. Hay que revisar la escritura de un préstamo hipotecario para saber si la hipoteca tiene una cláusula suelo, concretamente si establece que el tipo de interés no puede ser inferior a un determinado porcentaje.

bankinter portugal español

Bankinter actualiza su oferta hipotecaria, esta vez con condiciones significativamente mejores para sus hipotecas a tipo variable. La nueva propuesta del banco para este tipo de hipotecas se centra en un tipo de interés fijo nominal durante el primer año, fijado en el 1,50%, tras el cual el tipo de interés pasa a ser el Euribor más un diferencial del 0,99%. Esto supondrá una reducción sustancial del anterior diferencial del 1,20%.

En estas nuevas condiciones, su TEA variable será del 1,75%, según las condiciones actuales del mercado. Se trata de una reducción de 20 puntos básicos con respecto al tipo anterior del 1,95%. Dado su tipo básico variable, el interés total del préstamo se actualiza periódicamente en función de las variaciones del tipo Euribor.

La oferta actual de Bankinter permite a los clientes beneficiarse de este tipo de interés del 0,99% si optan por contratar los siguientes productos: una Cuenta Nómina, un plan de seguros de vida y un plan de pensiones (o una ESPV para los residentes en el País Vasco o Navarra).

Los clientes pueden solicitar un tipo de hipoteca a tipo variable para la adquisición de una primera o segunda residencia con un plazo máximo de amortización de 30 años. En el caso de la primera vivienda, el cliente puede obtener una financiación de hasta el 80% del valor de tasación del inmueble o del valor de compra, el que sea menor. La financiación para segundas residencias tiene un límite del 60% del menor de esos dos valores.

Leer más  Transferencias via banco de españa

Por Pablo Mariscal

Soy Pablo Mariscal periodista especializado en tecnología e informática. Entre mis intereses se encuentran la realidad virtual y la programación, pero mi principal objetivo son las noticias. Llevo cinco años escribiendo sobre tecnología y tres como periodista independiente.