fabricantes de coches de propiedad británica 2021

El Reino Unido es una sociedad que cuenta con un, demasiado, conocedor de las ruedas calientes en cada familia. El lujo de poseer coches caros y el sonido de sus motores revolucionados es el deseo ardiente de cualquier hombre con el gusto adecuado en materia de automóviles. Las características y prestaciones del vehículo han evolucionado desde la invención del volante. Sólo una gran marca puede garantizar una sensación de superioridad y aristocracia al volante y, al mismo tiempo, asegurarse de que el enfoque pragmático del hombre común coincide con la demanda de su producto. Con el progreso y el desarrollo que se observa en el campo de la tecnología, que puede aplicarse para crear versiones mejores y más eficientes del modelo sobre cuatro ruedas, he aquí las 10 mejores marcas de coches del Reino Unido que se han hecho un hueco en la lista, a través de los giros de la carretera

A la cabeza de la tierra de un centro financiero y cultural de influencia mundial se encuentra la marca iniciada por el visionario Henry Ford. Su “Fiesta” recorre las calles del país y los corazones de sus habitantes, que lo votan por ser la opción más compatible y adecuada para la clase trabajadora. Si bien el “Fiesta” es la clave del éxito de Ford a lo largo de la década, los SUV, entre ellos el Ecosport y el Ranger, están ascendiendo en las filas de los coches de calidad, lo que ayuda a la marca a ganar ventaja en las ventas totales y a seguir siendo la primera marca en ventas comerciales y de pasajeros.

marcas de coches alemanas

El primer coche Volvo salió de la línea de producción de Gotemburgo (Suecia) en 1927. Desde entonces, Volvo Car Group ha sido líder mundial en tecnología de seguridad e innovación. Hoy en día, Volvo es una de las marcas de automóviles más conocidas y respetadas del mundo, con ventas en unos 100 países.

Volvo Car Group (Volvo Cars) es propiedad de Zhejiang Geely Holding (Geely Holding) de China. Volvo Cars formó parte del grupo sueco Volvo hasta 1999, cuando la empresa fue comprada por Ford Motor Company. En 2010, Volvo Cars fue adquirida por Geely Holding.

Los coches Volvo son comercializados y vendidos por empresas de mercado regionales y empresas de ventas nacionales a través de aproximadamente 2.300 concesionarios locales en unos 100 países. La mayoría de los concesionarios son empresas independientes. En diciembre de 2020, Volvo Cars tenía alrededor de 40.000 empleados a tiempo completo en todo el mundo.

En 2020, Volvo Cars vendió 661.713 coches. El mayor mercado, China, representó alrededor del 25% del volumen total de ventas en 2020, seguido de Estados Unidos (17%), Suecia (8%), Alemania (7%) y Reino Unido (7%).

marcas de automóviles estadounidenses

En 2018, el sector de la fabricación de automóviles en el Reino Unido facturó 82.000 millones de libras, generó 18.600 millones de libras en valor para la economía británica y produjo alrededor de 1,5 millones de vehículos de pasajeros y 85.000 vehículos comerciales[2] En ese año, alrededor de 168.000 personas estaban empleadas directamente en la fabricación de automóviles en el Reino Unido, con otras 823.000 personas empleadas en el suministro, la venta al por menor y el servicio de automóviles[2].

El Reino Unido es un importante centro de fabricación de motores y en 2018 se produjeron en el país alrededor de 2,71 millones de motores[1] El Reino Unido tiene una importante presencia en el automovilismo y la industria británica del deporte del motor emplea actualmente a unas 38.500 personas, comprende unas 4.500 empresas y tiene una facturación anual de unos 6.000 millones de libras[3].

Los orígenes de la industria automovilística británica se remontan a los últimos años del siglo XIX. En la década de 1950, el Reino Unido era el segundo mayor fabricante de automóviles del mundo (después de Estados Unidos) y el mayor exportador[4]. Sin embargo, en las décadas siguientes la industria experimentó un crecimiento considerablemente menor que el de naciones competidoras como Francia, Alemania y Japón, y en 2008 el Reino Unido era el duodécimo mayor productor de automóviles medido en volumen[4]. [4] Desde principios de la década de 1990, muchas marcas de automóviles británicas han sido adquiridas por empresas extranjeras, como BMW (Mini y Rolls-Royce), SAIC (MG), Tata (Jaguar y Land Rover) y el Grupo Volkswagen (Bentley). Los derechos de muchas marcas actualmente inactivas, como Austin, Riley, Rover y Triumph, también son propiedad de empresas extranjeras.

marcas de automóviles francesas

En 2018, el sector de la fabricación de automóviles en el Reino Unido facturó 82.000 millones de libras, generó 18.600 millones de libras en valor para la economía británica y produjo alrededor de 1,5 millones de vehículos de pasajeros y 85.000 vehículos comerciales[2]. En ese año, alrededor de 168.000 personas estaban empleadas directamente en la fabricación de automóviles en el Reino Unido, con otras 823.000 personas empleadas en el suministro, la venta al por menor y el servicio de automóviles[2].

El Reino Unido es un importante centro de fabricación de motores y en 2018 se produjeron en el país alrededor de 2,71 millones de motores[1] El Reino Unido tiene una importante presencia en el automovilismo y la industria británica del deporte del motor emplea actualmente a unas 38.500 personas, comprende unas 4.500 empresas y tiene una facturación anual de unos 6.000 millones de libras[3].

Los orígenes de la industria automovilística británica se remontan a los últimos años del siglo XIX. En la década de 1950, el Reino Unido era el segundo mayor fabricante de automóviles del mundo (después de Estados Unidos) y el mayor exportador[4]. Sin embargo, en las décadas siguientes la industria experimentó un crecimiento considerablemente menor que el de naciones competidoras como Francia, Alemania y Japón, y en 2008 el Reino Unido era el duodécimo mayor productor de automóviles medido en volumen[4]. [4] Desde principios de la década de 1990, muchas marcas de automóviles británicas han sido adquiridas por empresas extranjeras, como BMW (Mini y Rolls-Royce), SAIC (MG), Tata (Jaguar y Land Rover) y el Grupo Volkswagen (Bentley). Los derechos de muchas marcas actualmente inactivas, como Austin, Riley, Rover y Triumph, también son propiedad de empresas extranjeras.

Leer más  Jornada 8 horas españa

Por Pablo Mariscal

Soy Pablo Mariscal periodista especializado en tecnología e informática. Entre mis intereses se encuentran la realidad virtual y la programación, pero mi principal objetivo son las noticias. Llevo cinco años escribiendo sobre tecnología y tres como periodista independiente.