El gato se come a su dueño

Los gatos pueden recordar a sus antiguos dueños durante toda su vida. Gracias a los fuertes vínculos que establecen y a su manifiesta capacidad cognitiva, son capaces de fijar la memoria de sus guardianes y mantenerla durante años. Incluso se ha demostrado que un gato puede distinguir la voz de su dueño en comparación con la de un extraño[4]. Esto demuestra que los gatos pueden echar de menos a las personas si se separan o se ven afectados por el abandono. Por suerte, aunque nunca olviden a su anterior familia, muchos gatos son capaces de vivir felizmente en otra familia adoptada. Aunque los gatos no olvidan fácilmente, podemos notar que pierden ciertas funciones cognitivas a medida que envejecen. Se trata de un proceso similar al que ocurre cuando los humanos envejecen y sus capacidades físicas y psicológicas disminuyen. En estos casos, podemos ver que el gato lleva a cabo ciertos comportamientos extraños. Sus patrones de descanso y actividad pueden verse alterados. Pueden perder el apetito, volverse letárgicos o incluso mostrar signos de confusión. Incluso pueden olvidar quiénes somos o molestarse con nuestra presencia. Lleve a su gato al veterinario en cuanto vea signos de disfunción cognitiva en él.

¿Pueden los gatos estar tristes?

Es fácil asignar emociones humanas a nuestras mascotas. Por supuesto, los echamos de menos cuando nos vamos de vacaciones. Pero, ¿es ese sentimiento mutuo? ¿Nuestros gatos notan nuestra ausencia? El comportamiento de los gatos es difícil de descifrar, pero eso no nos impide intentarlo.

Leer más  Mi gato no quiere comer y solo duerme

Un estudio de 2015 realizado en la Universidad de Lincoln nos trae esta conclusión: los gatos no necesitan a los humanos para sentirse protegidos como lo hacen los perros. El estudio sostiene que, aunque los gatos siguen siendo animales afectuosos capaces de establecer profundas relaciones entre humanos y mascotas, en última instancia son criaturas autónomas. En resumen, los gatos no nos necesitan para sobrevivir. Y son plenamente conscientes de este hecho.

Esto no significa que no tengas un vínculo especial con tu gato. Los gatos son criaturas cariñosas, pero sus necesidades de atención humana varían. Algunos gatos disfrutan de su tiempo a solas, mientras que otros prefieren la compañía constante de su familia humana.

Pero algunos expertos no están de acuerdo con el estudio de Lincoln. Según Tim Link, experto en animales y presidente de Wagging Tails, los gatos sufren, de hecho, ansiedad por separación. Al igual que los perros, son aprensivos cuando salimos de casa y quieren tener la seguridad de que volveremos a la hora acordada.

¿Los gatos pueden pensar?

Los gatos tienen fama de ser independientes y mucha gente puede suponer que no son tan leales o apegados a sus humanos como los perros. Por este motivo, los gatos son animales de compañía muy populares, especialmente para quienes trabajan muchas horas o viajan mucho. Los gatos son fáciles de dejar y no siempre requieren tantos cuidados y atención como los perros. Sin embargo, la idea de que los gatos son poco cariñosos y no se apegan a sus humanos no es cierta. Los gatos pueden sentirse solos mientras uno está lejos y las investigaciones demuestran que los gatos desarrollan un apego a sus dueños similar al que se observa en los niños y perros humanos (Vitale et al., 2019).

Leer más  Que animales tienen garrapatas

Los gatos pueden formar fuertes vínculos con sus compañeros humanos y mostrarán diferentes estilos de comportamiento de apego en función del vínculo que tengan con su humano (Vitale et al., 2019). Sin embargo, hay resultados mixtos sobre cómo los gatos extrañan a sus humanos, lo que puede deberse a la individualidad del gato. Algunos gatos sí parecen echar de menos a sus humanos mientras no están, y algunos gatos pueden incluso desarrollar ansiedad por separación.

¿Se pondrá triste mi gato si lo regalo?

La relación entre los gatos y sus dueños es muy afectuosa: a menudo echamos de menos a nuestros amigos felinos cuando nos vamos de viaje o de vacaciones. Pero te preguntarás si ellos también nos echan de menos a nosotros. ¿Se dan cuenta cuando no estamos en casa?

Aunque haya quien piense que los gatos son distantes y que sólo consiguen que hagamos cosas por ellos (¡es su casa, en realidad!), los gatos establecen vínculos con las personas y quieren tener relaciones amistosas con los humanos con los que viven.

Los gatos son bastante quisquillosos a la hora de elegir a sus amigos: la relación de un gato puede diferir entre las personas de un mismo hogar. Sin embargo, hay pruebas que sugieren que un gato puede formar un apego seguro con su dueño (que es el tipo de apego que los humanos forman con sus bebés), y ver a su dueño como una fuente de seguridad y protección – pueden estar menos estresados si su humano está con ellos en entornos o situaciones nuevas.

Pero todos los gatos son individuos únicos. Algunos gatos disfrutan de más tiempo a solas, mientras que otros prefieren tener una compañía humana constante. Sus primeras experiencias como gatito pueden influir en el grado de sociabilidad de un gato. Del mismo modo, esto significa que algunos gatos se las arreglan mejor que otros cuando usted no está y tienen que pasar tiempo solos.

Por Pablo Mariscal

Soy Pablo Mariscal periodista especializado en tecnología e informática. Entre mis intereses se encuentran la realidad virtual y la programación, pero mi principal objetivo son las noticias. Llevo cinco años escribiendo sobre tecnología y tres como periodista independiente.