Mini patatas al horno rápidas

4. Termine de hornear las patatas. Saque las papas del horno y revuélvalas en la sartén con una cuchara de madera, aumente la temperatura a 450 F. Hornee, sin tapar, durante 10-15 minutos adicionales o hasta que estén crujientes y sean fáciles de pinchar con un tenedor.

¡No sé qué habría hecho si las patatas no estuvieran permitidas en la dieta Whole30! Eran prácticamente lo único que podía comer que me satisfacía completamente con la cena, ¡pero no tienes que estar en ningún tipo de dieta para disfrutar de estas mini patatas!

Las patatas son ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes que son todos grandes beneficios para la salud. Los estudios incluso han relacionado las patatas con algunos beneficios impresionantes para la salud, como la mejora del control del azúcar en la sangre y la reducción del riesgo de enfermedades del corazón.

NutriciónCalorías: 98kcal | Carbohidratos: 17g | Proteínas: 2g | Grasas: 3g | Grasas saturadas: 1g | Sodio: 6mg | Potasio: 389mg | Fibra: 2g | Azúcar: 1g | Vitamina A: 86IU | Vitamina C: 20mg | Calcio: 14mg | Hierro: 1mg

Calorías de las patatas asadas pequeñas

Sin embargo, como ocurre con todas las cosas elementales, la simplicidad de una patata al horno es engañosa. Todos hemos comido patatas al horno excelentes y patatas al horno terribles. Afortunadamente, una excelente no es más difícil de hacer que una terrible.

Leer más  Paella de marisco javi recetas

Utiliza patatas russet para hornear. Son las grandes y afiladas con piel marrón apagada. Son patatas con alto contenido de almidón y funcionan mejor con calor seco. Ese es exactamente el tipo de calor que produce tu horno. Es una combinación perfecta.

Las patatas con alto contenido en almidón, como las pieles rojas o las Yukon gold, son mejores para el calor húmedo: al vapor y hirviendo. Tienen menos almidón y siguen siendo densas después de la cocción, que no es lo que quieres en una patata asada.

Las patatas russet gigantes que se comercializan específicamente para hornear suelen pesar alrededor de medio kilo. Esto es mucha patata. Las que son más realistas para servir como guarnición pesan entre 6 y 8 onzas.

Si quieres abrir esa patata al horno y cargarla con ingredientes sustanciales (como brócoli o chili o carne de cerdo desmenuzada o salsa y guacamole y frijoles negros… suspiro), una patata de 6 a 8 onzas puede ser una buena apuesta, porque la añadirás para hacer una comida completa.

Patatas pequeñas al horno en el microondas

Sin embargo, como ocurre con todas las cosas elementales, la simplicidad de una patata al horno es engañosa. Todos hemos comido patatas al horno excelentes y patatas al horno terribles. Afortunadamente, una excelente no es más difícil de hacer que una terrible.

Utiliza patatas russet para hornear. Son las grandes y afiladas con piel marrón opaca. Son patatas con alto contenido de almidón y funcionan mejor con calor seco. Ese es exactamente el tipo de calor que produce tu horno. Es una combinación perfecta.

Las patatas con alto contenido en almidón, como las pieles rojas o las Yukon gold, son mejores para el calor húmedo: al vapor y hirviendo. Tienen menos almidón y siguen siendo densas después de la cocción, que no es lo que quieres en una patata asada.

Leer más  Carne con tomate receta

Las patatas russet gigantes que se comercializan específicamente para hornear suelen pesar alrededor de medio kilo. Esto es mucha patata. Las que son más realistas para servir como guarnición pesan entre 6 y 8 onzas.

Si quieres abrir esa patata al horno y cargarla con ingredientes sustanciales (como brócoli o chili o carne de cerdo desmenuzada o salsa y guacamole y frijoles negros… suspiro), una patata de 6 a 8 onzas puede ser una buena apuesta, porque la añadirás para hacer una comida completa.

Patatas pequeñas asadas con parmesano

4. Termine de hornear las papas. Saque las papas del horno y revuélvalas en la sartén con una cuchara de madera, aumente la temperatura a 450 F. Hornee, sin tapar, durante 10-15 minutos adicionales o hasta que estén crujientes y sean fáciles de pinchar con un tenedor.

¡No sé qué habría hecho si las patatas no estuvieran permitidas en la dieta Whole30! Eran prácticamente lo único que podía comer que me satisfacía completamente con la cena, ¡pero no tienes que estar en ningún tipo de dieta para disfrutar de estas mini patatas!

Las patatas son ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes que son todos grandes beneficios para la salud. Los estudios incluso han relacionado las patatas con algunos beneficios impresionantes para la salud, como la mejora del control del azúcar en la sangre y la reducción del riesgo de enfermedades del corazón.

NutriciónCalorías: 98kcal | Carbohidratos: 17g | Proteínas: 2g | Grasas: 3g | Grasas saturadas: 1g | Sodio: 6mg | Potasio: 389mg | Fibra: 2g | Azúcar: 1g | Vitamina A: 86IU | Vitamina C: 20mg | Calcio: 14mg | Hierro: 1mg

Por Pablo Mariscal

Soy Pablo Mariscal periodista especializado en tecnología e informática. Entre mis intereses se encuentran la realidad virtual y la programación, pero mi principal objetivo son las noticias. Llevo cinco años escribiendo sobre tecnología y tres como periodista independiente.